Otra visión de El Torcal de Antequera

Otra visión de El Torcal de Antequera

Nos sumamos a la celebración de la reciente declaración de El Torcal de Antequera como Patrimonio Mundial de la Unesco, como otro de los bienes incluidos en la candidatura aprobada por el comité de la Unesco para el Sitio de los Dólmenes de Antequera con el Dólmen de Menga, el de Viera, el tholos (cámara funeraria) de El Romeral y también la Peña de los Enamorados.

Sin duda un entorno único para viajar al pasado remoto, a los orígenes de la tierra.  Un viaje que comienza unos 200 millones de años atrás, cuando nuestro planeta todavía no se había conformado tal y como lo conocemos hoy, y el supercontinente Pangea presentaba una gran brecha en su costa oriental, que era un enorme mar interior casi del tamaño de Asia que es lo que se considera como el Mar de Tetis.  Las condiciones resguardadas, cálidas y de poca profundidad de este mar, lo convirtieron en una verdadera explosión de vida, con todo tipo de criaturas (del período entre el Triásico y el Jurásico) habitando dentro y fuera de las aguas.  La evolución geológica fue disminuyendo a lo largo de las siguientes eras la superficie del mar de Tetis, dejando como últimos retazos de toda su extensión nuestro